SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Lubricantes, grasas y fluidos hidráulicos para motores de pistón, motores de turbina grasas y fluidos hidráulicos desarrollados bajo las más estrictas normas a nivel mundial, capaces de cumplir las condiciones más extremas de la aviación militar, comercial y recreativa.


FAMILIAS DE PRODUCTO AFINES AL SEGMENTO:

Aeroshell

El sector de aviación tiene necesidades especiales para poder cumplir con sus objetivos de transporte y seguridad; los motores de pistón y turbinas requieren de lubricantes industriales de muy alto desempeño, grasas y fluidos hidráulicos estrictamente desarrollados bajo las normas a nivel mundial para cumplir con las necesidades y condiciones extremas que se viven día a día en la aviación militar, comercial y civil.

Shell cuenta con una amplia gama de lubricantes sintéticos y minerales de muy alto desempeño, capaces de brindar la protección necesaria para los motores utilizados en la industria de aviación; por ejemplo, AeroShell Grease 7 es una grasa multiuso compuesta por un aceite sintético espesado con Microgel, con lo que se obtiene una excelente protección contra la corrosión debido a su gran resistencia al agua, además su capacidad de carga sobre la temperatura de funcionamiento abarca un intervalo de -73° C a +149° C.

 Esta grasa cumple con la mayoría de los requisitos de las grasas de fuselajes de aviones con motor de turbina y de pistón; también se recomienda para la lubricación de engranajes, mecanismos de tornillo o para la lubricación del fuselaje general que trabaje dentro del rango de temperatura mencionado anteriormente. AeroShell  Grease 7 contiene un aceite de éster sintético, que no debe utilizarse con materiales de sellado incompatible, como las grasas a base de jabón.

Pero Shell también cuenta con fluidos como Fluid 41, un aceite hidráulico mineral, fabricado con aditivos especiales para proporcionar una excelente fluidez en bajas temperaturas, así como gran protección contra el desgaste, la oxidación y mayor estabilidad al cizallamiento; además su alto índice de viscosidad ayuda a mejorar el rendimiento en los sistemas hidráulicos. Este fluido puede utilizarse en aquellas aeronaves que requieren un fluido hidráulico mineral; ya que su fabricación es muy limpia puede contribuir en la mejora de la confiabilidad de los componentes; puede utilizarse en aeronaves que operan con temperaturas de entre -54° C y +135° C, se recomienda su uso en sistemas con componentes de caucho sintético.

Por otro lado, Shell cuenta con su línea de aceites para motores de pistón,  Aero Shell W, los primeros con dispersantes sin ceniza para utilizarse en los motores de combustión de aeronaves; la combinación de aditivos no metálicos con aceites de alto índice de viscosidad brindan una estabilidad excepcional al motor, así como mayor dispersión y resistencia ante la formación de espuma, mejorando el rendimiento del sistema. Los aditivos de este aceite no dejan residuos de cenizas metálicas que pueden formar depósitos en las cámaras de combustión y bujías que pueden causar fallos en el motor o una pre-ignición.

La mayoría de los operadores de aeronaves utiliza la gama de lubricantes industriales Shell, ya que cuenta con un producto para cada tipo de motor, cubriendo las condiciones de seguridad, protección ante la corrosión, temperaturas extremas y demás recomendaciones para un mejor funcionamiento del motor. Estos lubricantes además se encargan de mantener más limpios los motores, libres de lodo y depósitos, ayudan a reducir el consumo de aceite y los tiempos de revisión y mantenimiento.

En Pochteca contamos con la gama de lubricantes industriales Shell para la industria de aviación, llámenos y le ayudaremos a elegir el más adecuado a sus necesidades.